Cómo empezar a crear riqueza (1)

Buenas! Hoy estoy muy contento, porque por fin tengo mi fondo de emergencias al 100% y tengo algunos ahorros para empezar a crear mi riqueza, pero ¿cómo se crea la riqueza? Pues de eso vamos a hablar hoy.

Hoy te voy a contar cositas que he ido aprendiendo en estos últimos meses, cositas que he ido aplicando y que me están funcionando a mí, así que es muy probable que también te puedan funcionar a ti. Lo voy a dividir en 7 pasos fáciles de seguir en dos entradas. Esto no me lo he inventado yo, esto lo encontrarás en cientos de libros y miles de blogs, y cualquier persona que haya creado riqueza os lo dirá y no variará demasiado de lo que estás leyendo aquí hoy.

Esta entrada te va a ayudar a pasar de una situación económica negativa a una neutra, donde ya no tienes deudas y estás en la posición perfecta para comenzar a crear riqueza.

Paso 1: Supervisa tu dinero. Suena muy simple y casi obvio, pero muy poca gente lo hace de manera continua. Este es el paso más importante porque tu dinero es tu empleado. Cada euro que ganes es un empleado que trabaja para ti 24/7 y 365 días al año pero, sin supervisión, su trabajo es deficiente. Si sabes dónde va cada uno de los euros que ingresas, puedes optimizar su trabajo, recortar gastos donde no importa y usar ese dinero para pagar deudas o invertir en otras áreas que ayuden a crear más empleados que trabajen para ti.
¿Cómo lo hago? Creando un presupuesto. Esto lo puedes hacer de muchas maneras: En una libreta, en una hoja de excel, con el método de los sobres descrito en el libro La transformación total de su dinero de Dave Ramsey (si no lo conoces y estás endeudado, te lo recomiendo muchísimo), con una app como Fintonic en la que puedes enlazar tus cuentas de banco y automatizar la categorización de los gastos además de otras muchas funcionalidades bastante útiles.

Una vez tienes el presupuesto hecho con tus ingresos y tus gastos por categoría (ahorros, supermercado, transporte, facturas, alquiler, cafés, comidas fuera, etc.), podrás controlar por dónde se te está escapando el dinero y podrás controlar, a principio de cada mes, hacia dónde quieres que tu dinero vaya a trabajar.

Paso 2: Guarda el 10% de tus ingresos netos. Esto puede parecer casi una locura cuando estamos en una situación de endeudamiento masivo, pero es posible hacerlo, sacrificando un poco nuestro estilo de vida durante un tiempo para mejorar nuestra situación económica. Si estás en una situación tan mala que de verdad no puedes apartar el 10% porque siempre acabas en negativo los meses, no te preocupes, mete 5 o 10€ en la cuenta de ahorros, porque esa cantidad no te va a hacer estar en peor situación pero, si la ahorras, irá creciendo mes a mes. Lo importante es empezar.
¿Cómo lo hago? Al haber hecho tu presupuesto, ya sabes lo que vas a gastar en pagar tus deudas, facturas y comer pero, si dedicas todo tu dinero a eso, estás trabajando para otros, por lo que tienes que empezar a pagarte a ti mism@ primero. No, no estoy hablando de dejar de pagar deudas o dejar de comer para poder ahorrar, esto no tendría sentido. Estoy hablando de que en tu presupuesto mensual debes añadir una cantidad para ahorrar y debes apartarla el mismo día que te paguen independientemente de los gastos de ese mes en concreto.
Ejemplo: Te llega tu sueldo de 1100€, tienes 1050€ de gastos entre alquiler (450€), letra del coche y seguro(230€), gasolina (100€), facturas (120€) y comida (150€). Con tu presupuesto hecho decides recortar en comida cambiando de supermercado o yendo a por las ofertas y reduces esos 150€ a 120€ y cambias el plan de móvil que tienes por uno más barato, además de empezar a optimizar el gasto de agua y luz en tu casa, así que las facturas las bajas de 120€ a 100€. Ahora tus gastos pasan de 1050€ a 1000€ y te quedan 100€. Esos 50€ que has logrado recortar pasan directamente a ser ahorrados.

Paso 3: Crea tu fondo de emergencias. Ya has optimizado tus gastos con tu presupuesto y has logrado aumentar el dinero que ingresas en ahorros. Tu meta ahora mismo es conseguir un fondo para cubrir cualquier gasto imprevisto que pueda suceder, porque sí, los imprevistos nos ocurren a todos. 1000€ es un fondo de emergencias más que suficiente para cualquier gasto fuera de lo común (llevar el coche al taller, arreglar la lavadora, etc). Puede parecer mucha cantidad cuando no tenemos dinero, pero lo importante aquí es crear el hábito y ser constante. ¡RECUERDA! una emergencia no es “se me acabó el aceite de oliva” o “se ha roto la tele”. Una emergencia es única y exclusivamente algo de vital importancia: Se te rompe el coche y no tienes cómo ir a trabajar, se rompió una tubería en tu casa y se te está inundando, etc. Si cualquier mínimo imprevisto es una emergencia para ti, no vas a tener nunca riqueza.
¿Cómo lo hago? Como dijimos en el paso 2, al principio de cada mes, aparta el 10% de tus ingresos (o la máxima cantidad que tu situación económica te permita) y, ni lo mires hasta que tengas los 1000€, que será antes de lo que te imaginas.

Paso 4: Haz una lista de todas tus deudas y págalas. Escribe, en un papel o donde quieras, una lista con TODAS tus deudas y las ordenas de menor a mayor. Ahora toca crear lo que se llama la “bola de nieve de deudas”. Pagas la más pequeña para obtener ese sentimiento de éxito al haber pagado una deuda al completo, pero ahora toca seguir creando esta bola de nieve, el dinero que dedicabas a esa deuda lo sumas a la siguiente, y así sucesivamente hasta pagar al completo todas las demás.
Hay quien dice que es mejor priorizar las que te cobran un mayor interés en lugar de la más pequeña. Esto depende de ti, hay mucha gente que necesita esa “victoria” al terminar con una deuda. Siempre puedes hacer una mezcla de ambas: pagas la pequeña, tienes tu victoria y la siguiente es la de interés más alto y así todas.
¿Cómo lo hago? Una vez que tu fondo de emergencias está completo, ya tienes el hábito de ahorrar y tus finanzas bajo control, así que es cosa de, sin dejar de ahorrar, dedicar parte de tu dinero a hacer pagos adelantados a las deudas. Puedes dividir el dinero que ahorras para dedicar una parte a esto (esta es la solución menos ideal), puedes reducir los pagos de otras deudas al mínimo que te permita la entidad para dedicar el sobrante a finiquitar la deuda en cuestión y empezar la bola de nieve, etc.
Ejemplo: Tienes una tarjeta de crédito con 270€ de deuda y un pago mensual de 50€ y tu letra del coche a la que le quedan 3500€ y un pago mensual de 120€. Siguiendo este paso, tu primera opción será pagar esa tarjeta de crédito aumentando los pagos de 50€ mensuales a 90€ (o el máximo que puedas añadir) para pagar esa deuda en menos de los 6 meses que te costaría con el pago actual. Una vez terminas con la tarjeta de crédito, añades esos 90€ que pagabas a la tarjeta a los 120€ mensuales por la letra del coche. Ahora pagas 210€ por la letra del coche, reduciendo casi al 50% el tiempo que tardas en pagarla.

Si has leído hasta aquí, estás en el camino hacia la riqueza. Implementa los pasos descritos en esta entrada y empezarás a salir del hoyo. En la siguiente publicación explicaré los pasos para empezar a crear riqueza partiendo de una situación económica neutra en lugar de negativa.

Gracias por leerme, ¡nos vemos en la próxima!

Segunda parte aquí

3 comentarios sobre “Cómo empezar a crear riqueza (1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s