Conociéndome un poco más – Trabajos

Bienvenidos a una nueva entrada a este viaje de aprendizaje en el que me acabo de embarcar. Hoy os voy a contar un poco sobre quién soy y de dónde vengo, centrándome en el ámbito laboral.

A mis 28 años que tengo actualmente he pasado por muchos trabajos distintos, los cuales no tienen demasiada relación entre ellos, pero de todos ellos he aprendido cosas muy valiosas que he logrado extrapolar a otros ámbitos de mi vida.

El primer salario que cobré jamás fue haciendo lo que ha sido y es mi pasión desde los 13 años: enseñar a personas a jugar al tenis o a mejorar su juego. Fui sustituto de mis entrenadores en sus vacaciones durante varios años empezando a mis 16.

A partir de ahí ha habido una vorágine de distintos trabajos que voy a listar, porque si los describo todos, os aburrís a mitad de camino, jejeje.

  • Extra en un bar de tapas mientras estudiaba diseño gráfico
  • Camarero en Marriott
  • Camarero y ascenso a Shift Leader en Marriott
  • Shift leader en Hilton
  • Camarero en heladería
  • Coctelero en coctelería y luego gerente de otra coctelería en Mallorca
  • Fotógrafo profesional en Málaga (aunque ya hacía trabajos desde la universidad)
  • Supervisor en Starbucks
  • Monitor de tenis en el club de Manolo Santana
  • Coordinador de vuelo en Ryanair
  • Teleoperador para una inmobiliaria
  • Vendedor de nuevas construcciones en la misma inmobiliaria
  • Telemarketer para una empresa de generación de leads
  • Monitor de tenis en Melbourne
  • All rounder en un motel en Tennant Creek, Australia

La lista es larga para la corta vida laboral que he tenido hasta hoy y sí, me han dicho muchas veces eso de que ese cambio constante de trabajos me perjudicaría, que ninguna empresa querría contratar a alguien tan inestable y que salta de trabajo en trabajo. Yo lo veo distinto, yo creo que me ha ayudado a comprender los entresijos de varios sectores e industrias desde dentro, lo cual me ha hecho abrir la mente y crecer como persona.

A día de hoy agradezco haber pasado por todos y cada uno de esos trabajos, porque he aprendido de todas las experiencias. Me quedo con los buenos momentos y los aprendizajes de los no tan buenos.

El único consejo que puedo dar es que da igual la razón por la que acabe la relación laboral con quien sea, siempre tiene que ser en buenos términos. No caigáis nunca en el error de llenaros de ego y “mandar a la mierda” a ese jefe que tan mal os cae. Con el tiempo aprendé que la vida da muchas vueltas y, en este mundo, lo más importante no es lo que sabes sino a quién conoces.

¡Gracias por leer hasta aquí! Nos vemos en la siguiente entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s